Paula (Curves España)

Conocí Curves por una amiga que venía a entrenar. Yo tenía una lesión y no conseguía perder peso de ninguna forma. Eso cada vez me angustiaba más. Me sentía mal con mi cuerpo y con todo el mundo de mi alrededor. Además, estaba en plena menopausia. Mi cuerpo cambió. Siempre estaba enfadada, de mal humor con todo y con todos, sobre todo conmigo misma.

Un día, fui a preguntar al centro Curves pensando que no me quedaría, porque a mí los gimnasios no me gustaban nada. Decidí probar suerte y ver si era capaz de conseguir mis objetivos. Empecé a entrenar en Curves el 15 de enero del 2015 y, poco a poco, y con el apoyo de las entrenadoras, vi que era capaz de realizar el circuito muy bien y avanzar cada día más.

Al poco tiempo de estar en Curves, me puse a hacer dieta por mi cuenta y empecé a notar aún más los resultados. Esto me animaba a seguir entrenando, iba cada mediodía y aún sigo yendo… Luego, llegó verano y me estanqué en la pérdida de peso. Al volver en septiembre me pasé al Plan Complete. Quería probar si era tan bueno como decían y si me funcionaba para ir a una boda en octubre con un vestido fabuloso que ya tenía y que quería lucir de nuevo.

Lo conseguí. Ya llevaba 10 kilos perdidos en ese camino en Curves y a día de hoy sigo con 15 kilos menos en total. Después de este año, hago balance de mi recorrido en Curves y tengo que agradecer a mi amiga Encarna a que me animara a que probara. También, a las entrenadoras que me apoyan y a las compañeras curveras que comparten sus 30 minutos conmigo.

Son 30 minutos al día de felicidad, de risas y de logros que hacen que me sienta más fuerte, más guapa y más feliz con mi gente. Además, antes padecía dolores de articulaciones, tendinitis y desgastes de huesos y veo que después de este gran año estoy mucho mejor.

Compartir en
FacebookTwitter
Derechos Reservados © 2018 Curves Latinoamérica
paula-curves-espaa-curves-costa-rica