“Curves si resulta”

Marlen – 12.4 kg – 6 Meses
Mis “hermosos” 30 años llegaron acompañados de algunas libritas demás que había venido acumulando. Aunque sabía que estaban ahí, no les prestaba mucha atención y prefería dejarlas de lado.

Mi excusa perfecta ¨la falta de tiempo¨.  Falta de tiempo atribuido al trabajo.

Yo sabía que debía empezar a realizar alguna actividad física, pero siempreaparecían otras cosas que priorizar, y me justificaba diciendo que algún día iniciaría con una rutina de ejercicio, pero para ello debía tener al día mi trabajo.

Extrañamente ese día nunca llegaba, pues siempre estaba muy ocupada.

Aunque yo sabía que mi peso no era óptimo, no había interiorizado la necesidad de bajarlo, pues honestamente al verme en un espejo, para mí, no era  tan evidente  ese sobre peso, eso sí, me molestaba que alguien hiciera observaciones al respecto, en especial mi esposo.

Sin embargo, las  pruebas contundentes e inequívocas de mi sobrepreso, fueron las fotografías, la ropa que antes podía usar, y que desafortunadamente de un momento a otro ya no entraban en mi cuerpo(o mi cuerpo ya no entraba en ellas) y la imposibilidad de usar zapatos de tacón, pues mis pies no los soportaban más de 15 minutos.

Algunas veces al revisar los percheros en la tiendas, buscaba las prendas en las tallas añoradas de otros tiempos (pequeñaso medianas), y cuando quería probármelas, o peor aún, la vendedora me indicaba que no eran de mi talla, no sólo me molestaba, sino que me percataba, que efectivamente algo estaba pasando.

Gracias a Dios el sobre peso no me había provocado ningún problema de salud.Sin embargo sabía que si seguía con la vida sedentaria que llevaba y con los malos hábitos alimenticios que tenía, tarde o temprano mi cuerpo  iba a empezar a pasar la factura.

Mi esposo había dado una voz de alerta, en el sentido de que debíamos hacer algo en familia, pues él al igual que yo, presentaba sobre peso.

Intenté hacer ejercicio en una elíptica en mi casa, pero rápidamente dejaba de usarla, pues me resultaba muy aburrida y por ende no obtenía resultados.

Fue entonces cuando a finales de agosto del 2013, fui ¨empujada¨ por mi esposo – al que ahora agradezco tanto por darme ese empujón y por un montón de cosas más- para que concertara una cita en Curves Sabanilla, para conocer su sistema, pues como buen Financiero y Protector de la Economía Familiar, había visto una propaganda donde se indicaba la promoción de ese entonces: ¨cuarto mes gratis¨.  Así las cosas y casi que aregañadientes, coordiné la cita para el 6 de setiembre de 2013.

Cuando llegué por primera vez a CURVES SABANILLA, no iba preparada, pues solo iba a cumplir con una cita previamente coordinada,  y casi que estaba segura que, como me había justificado a mí misma, no iba a encontrar tiempo suficiente para poder asistir al Gimnasio.

Al escuchar la explicación del sistema y el tiempo diario que debía invertir en el circuito, así como el control mensual de medidas,la asesoría nutricional y el apoyo del personal, decidí  empezar a asistir a partir del lunes siguiente.

Paralelamente al Gimnasio, empecé con un plan de alimentación diferente al que tenía.  Mis anteriores hábitos alimenticios consistían básicamente en hacer dos comidas diarias: desayunos y almuerzos fuertes, una gaseosa como mínimo al día, una cena ausente, y no podían faltar mis restaurantes favoritos….Los restaurantes de comidas rápidas. Todo lo que ingería, no tenía cuestionamiento alguno en cuanto a la clasificación, ni límite, más que el antojo y hambre que tuviese.

Con el nuevo régimen, adquirí conciencia sobre la alimentación, comencé a hacer cinco tiempos de comida, suprimí algunos alimentos e incorporé otros, sustituí la gaseosa diaria por  8 vasos de agua pura,  y  aprendí a medir las porciones de alimentos de acuerdo a un plan nutricional.

Este dúo perfecto  -ejercicio y dieta balanceada- me permitió que en 6 meses lograra bajar casi 14 kilos, que mis medidas se redujeran grandemente y alcanzara un buen porcentaje de grasa corporal, todo acorde con mi edad y estatura.

Hoy a mis 41 años, me siento muy bien conmigo misma, pues logré interiorizar una forma de vida diferente, una forma de vida saludable.

Adicionalmente logré demostrarme a mí misma que ¨querer es poder¨, que uno es capaz  de alcanzar sus metas, siempre y cuando sea disciplinado, perseverante y sobre todo, que se tenga el convencimiento.

Hoy por hoy, dentro de mis prioridades está el asistir al Gimnasio y estoy totalmente convencida que  el sistema Curves si resulta, y por eso no me cansaré de recomendarlo, porque creo que es una buena opción para todas aquellas mujeres que quieren llevar una vida diferente y saludable, con las ventajas de que solo se requieren 40 minutos diarios, el circuito es divertido, ya que diariamente se cambian las rutinas, el ambiente es cómodo y amigable, sin que ello signifique que sea flojo, su personal competente y matriculado, pues las muchachas siempre están al pendiente de nosotras, motivándonos, corrigiéndonos y dándonos su apoyo incondicional.

Gracias muchachas…

 

Marlen Navarro C.

 

Así inicie en Curves el 06 de setiembre del 2013

BUSTOCINTURAABDOMENCADERASMUSLOBRAZOPESO% GRASA
1048810010660317231.7

 

BUSTOCINTURAABDOMENCADERASMUSLOBRAZOPESO% GRASA
90758693552959.624.6%

Felizmente hoy estoy con estas nuevas medidas:

 

He perdido un total de:

MEDIDASPESO% GRASA
61 cms 12.4 kg7.1%

 

 

Compartir en
FacebookTwitterGoogle+
Diseño por Dinterweb Agencia de Inbound Marketing